viernes, enero 12, 2007

Y no pisaré más la cocina!!



Quién diría, así como dice Arjona, que de un día para otro no tendré que cranearme la cabeza para ver qué cocinaré para el almuerzo, preocuparme de no hacer siempre arroz con carne molida o tallarines, o que por lo menos una vez a la semana hay que hacer verduras para mantener la línea aunque quedemos con la comida en una muela.


Lo cierto es que mi hermano menor, Julio, mientras a la familia le decía que quería estudiar biología marina, médicina, cantante, veterinaria, detective o unas cuantas carreras más, subterraneamente y silenciosamente tejía su futuro; Quería ser chef!!!!. Sin siquiera haber pisado la cocina o con sólo haber calentado unas cuantas sopas en sobre, y de esas amarillas que tan mal olor tiene, èl quería ser chef.

Un día se atrevió a tirarle la idea a mi mamá y cuando cachó que su cara no era de tanto desagrado, se atrevió a decirle que eso quería estudiar. Así es que pastelero a tus pasteles. No quiere ser chef, pues bien, desde que lo dijo se lo ha pasado en la cocina y yo ya salí de ella. Desde hacer unas semanas ha aprendido que al arroz se le echa sal cuando se está cocinando y no cuando ya está servido en plato, que para comer una porción decente de tallarines hay que hacer mínimo un paquete y medio y no medio como la otra vez en que tuvimos que almorzar a dos tandas porque no alcanzaron los que primero echó a cocer, que para los tallarines tiene que hacer 350 gramos de carne y no 500 para que cunda la economía del hogar, a que sus corbatas sean más que una pasta cremosa, a hacer salsa blanca para la lasagna...a mezclar crema con piña y una que otra barbaridades.

Y mientras èl hace eso yo pienso en mis beneficios. Ya tenemos a quién nos haga las comidas importantes como fin de año y año nuevo, que aprenderà a hacer el merengue que tanto me gusta, que ya no tendremos que ir a restoranes porque tendremos un chef a domicilio. Ya me imagino a las 12 de la noche con ganas de comer sushi o comida china...bastará un "yapo julio, rájate con un arroz chaufán y alguna carnecita con diente de dragón". Y pucha la carrera pa cara, vale cerca de $300.000 mensuales....no sacamos nada con apretarnos el cinturón en la familia...si con lo que nos dará de comer dudo que bajemos de peso.
Lo mejor aún vendrá cuando se atreva a poner su restaurant y salte al estrellato. Obvio, yo me agarraré de su fama y ya tenemos el compromiso que yo seré su rr.pp. Y si no resulta, ya tengo quien me haga el banquete para mi matrimonio.

1 Comments:

Anonymous GABY said...

jajajajajaj

hace rato no me reia tanto con un blog tuyoooo

muy buenoooo

4:18 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home